Skip to content
blue color orange color green color

Ayuntamiento de Val de San Vicente

Inicio arrow Secretaría arrow Ordenanzas arrow Ordenanza Reguladora de la tasa por plantación, corta y saca de especies arbóreas
Ordenanza Reguladora de la tasa por plantación, corta y saca de especies arbóreas PDF Imprimir E-Mail
viernes, 14 de julio de 2000

FUNDAMENTO LEGAL

 

Artículo primero.

Ejercitando la facultad reconocida en el artículo 106 de la Ley 7/1.985 de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local y al amparo de los artículos 20 y siguientes de la Ley 39/1.988 de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, se establece en este término municipal de Val de San Vicente la tasa sobre plantación, corta y saca de las distintas especies arbóreas.

 

HECHO IMPONIBLE

 

Artículo segundo.

Constituye el hecho imponible de la tasa la prestación de los servicios técnicos y administrativos necesarios para la tramitación de las preceptivas licencias para plantación, corta y saca de especies arbóreas, y para verificar si los actos de uso de suelo que implican dichas actuaciones se ajustan a las Normas Urbanísticas del municipio y en la restante normativa que resulte de aplicación.

 

SUJETO PASIVO

 

Artículo tercero.

Será toda persona física o jurídica que pretenda efectuar plantaciones dentro del término municipal o ejecutar cortas o sacas de las especies existentes, independientemente de si actúa como propietario, arrendatario, usufructuario o con cualquier otra relación jurídica respecto del terreno o especie arbórea.

 

EXENCIONES

 

Artículo cuarto.

No se exigirá el tributo a que se refiere esta Ordenanza cuando los terrenos sobre los que se pretenda actuar sean de titularidad del Estado, de las Comunidades Autónomas o de las Entidades Locales.

 

DISTANCIAS DE LAS PLANTACIONES

 

Artículo quinto.

1. Distancia a carreteras regionales.

a) Eucaliptus en régimen de explotación: 24 metros al eje.

b) Coníferas y resinosas en régimen de explotación: 15 metros al eje.

c) Frondosas autóctonas y no autóctonas: 9 metros al eje.

2. Distancias a carreteras locales.

a) Eucaliptus en régimen de explotación: 22 metros al eje.

b) Coníferas y resinosas en régimen de explotación: 13 metros al eje.

c) Frondosas autóctonas y no autóctonas: 7 metros al eje.

3. Distancias a caminos y sendas.

a) Eucaliptus en régimen de explotación: 20 metros al eje.

b) Coníferas y resinosas en régimen de explotación: 11 metros al eje.

c) Frondosas autóctonas y no autóctonas: 5 metros al eje.

4. Distancia a praderas y labrantíos referidas a las lindes.

a) Eucaliptus en régimen de explotación: 15 metros al eje, excepto en ladera norte que serán de 30 metros.

b) Coníferas y resinosas en régimen de explotación: 10 metros al eje, excepto en ladera norte que serán de 20 metros.

c) Frondosas autóctonas y no autóctonas: 6 metros al eje.

5. Distancias referidas al margen de cursos de agua.

a) Especies en régimen de explotación, excepto frutales 15 metros.

b) Frutales 10 metros.

c) Resto de especies 3 metros.

6. Distancias a edificaciones aisladas.

a) Plantaciones en régimen de explotación y/o especies no autóctonas 20 metros, excepto en ladera norte que serán 50 metros.

7. Distancias a núcleos urbanos.

a) Plantaciones en régimen de explotación 300 metros, excepto en ladera norte que serán 500 metros.

8. Estas distancias afectan igualmente a las replantaciones.

9. Cualquier plantación que de origen a que su arbolado sobrevuele o interrumpa en cultivos agrícolas o praderías, como en caminos públicos, vías o núcleos urbanos, así como en cualquier tipo de edificaciones o instalaciones, obligará a su propietario a la adopción de las medidas oportunas que impidan tales ocupaciones, tanto del suelo como del espacio aéreo.

Cuando se trate de invasiones de arbolado en las vías urbanas y caminos públicos, los propietarios quedarán obligados a la poda o tala correspondiente hasta que libre aquellas en una altura mínima de 4 metros sobre el nivel del suelo.

Artículo sexto.

1. Las personas que pretendan efectuar plantaciones de las distintas especies arbóreas presentarán en las oficinas municipales la correspondiente solicitud en la que con toda claridad y de modo gráfico y descriptivo indicarán el lugar exacto de la plantación, la especie a plantar, el tipo de cultivo existente en los terrenos a utilizar y si en sus proximidades existen viales, praderas, labrantíos, cursos de agua, edificaciones aisladas o núcleos urbanos y la distancia a los mismos.

2. A la vista de la documentación señalada en el punto anterior y previos los informes que se consideren precisos el órgano municipal competente resolverá respecto a la solicitud.

Artículo séptimo.

A efectos de control, podrá crearse un registro municipal de plantaciones en el que al menos constarán el nombre y domicilio del solicitante, el lugar exacto de la plantación, la fecha de la concesión del permiso y el número de árboles plantados.

El registro se clasificará por localidades del municipio y orden alfabético.

 

TARIFAS

 

Artículo octavo.

Preferentemente se abonará por cada metro cúbico de madera cortada o sacada de cualquier especie la cantidad de 10 pesetas en concepto de tasa.

Subsidiariamente y para los casos en los que se desconozca el volumen de madera cortada o sacada de cualquier especie, se abonarán 5.000 pesetas en concepto de tasa por hectárea o fracción.

 

DE LA CORTA

 

Artículo noveno.

Las masas forestales o las singularidades arbóreas pertenecientes a las especies consideradas como autóctonas por la Ley 6/1.984 de 29 de octubre, sobre Protección y Fomento de las Especies Forestales Autóctonas de las Comunidad Autónoma de Cantabria, no podrán ser objeto de tala en tanto no se desarrolle el reglamento de dicha Ley (Decreto 82/1.985 de 28 de noviembre) y se elabore el “Registro de masas forestales autóctonas” previstos en el citado Reglamento.

El maderista deberá presentar la correspondiente solicitud en las oficinas municipales y en ella hará constar:

a. El tipo de madera que va a ser objeto de la corta

b. Los caminos y vías que va a utilizar para el transporte.

c. El número de toneladas métricas a extraer.

d. La identificación exacta del monte de donde se va a extraer.

e. La duración aproximada de la corta.

Artículo décimo.

En su caso, a la solicitud deberán acompañarse los correspondientes permisos de otras administraciones competentes en la materia.

 

DE LA SACA

 

Artículo undécimo.

Todo maderista deberá solicitar permiso de saca al Ayuntamiento, debiendo hacer constar en la solicitud:

a. El número de metros cúbicos de madera que se pretende transportar.

b. Las vías o caminos a utilizar en la saca.

c. La identificación exacta del monte de donde pretenda efectuarse la saca de madera.

 

LIQUIDACIÓN

 

Artículo duodécimo.

En los supuestos en que el maderista no curse su solicitud con suficiente antelación, el Ayuntamiento actuará de oficio y, recabando previamente los datos que se consideren precisos, practicará la correspondiente liquidación.

 

FIANZA

 

Artículo décimo tercero.

Para responder de los daños que puedan ocasionarse en las vías públicas municipales, el maderista deberá constituir una fianza a favor del Ayuntamiento en la cuantía que se señale en el informe que al respecto emitirán los servicios técnicos municipales.

Finalizada la corta o saca, el maderista podrá solicitar la devolución de la fianza procediéndose por los servicios municipales a comprobar el estado final de las vías públicas utilizadas. Efectuada dicha comprobación, el órgano municipal competente resolverá acerca de la solicitud de devolución de fianza.

 

INFRACCIONES Y SANCIONES

 

Artículo décimo cuarto.

1. Se considerarán infractores quienes lleven a cabo alguna de las actuaciones señaladas en los artículos anteriores, cuando requiriéndose autorización municipal o pago de derechos no hayan dado cumplimiento a dichas exigencias. La responsabilidad que se derive de las infracciones será de naturaleza administrativa, sin perjuicio de las responsabilidades civiles o penales que puedan concurrir.

2. El incumplimiento de los preceptos de esta Ordenanza constituye infracción simple y serán sancionadas como infracciones graves aquellas a las que sean aplicables alguno de los criterios establecidos en el artículo 82 de la Ley 25/1,995, de 20 de julio, de modificación parcial de la Ley General Tributaria, siendo en este caso sancionadas con multa del 50 al 150 por cien sobre la que hubiera correspondido como infracción simple.

3. Además de las multas a que se refiere el apartado anterior, las infracciones graves podrán ser sancionadas según los casos conforme a los apartados 2,3 y 4 del artículo 80 de la citada Ley 25/1,995, de 20 de julio.

4. Para la imposición de las sanciones contenidas en este artículo habrá de tramitarse el correspondiente expediente conforme al procedimiento sancionador de las Administraciones Públicas y en su caso se procederá a la ejecución subsidiaria de conformidad con lo dispuesto en la Ley de Régimen Jurídico de la Administraciones Públicas y el Procedimiento Administrativo Común.

 

APROBACIÓN Y VIGENCIA

 

DISPOSICIÓN FINAL.

1. La presente Ordenanza Fiscal entrará en vigor el día de su publicación íntegra en el BOC, permaneciendo vigente hasta su modificación o derogación expresa.

2. La presente Ordenanza que consta de catorce artículos y una disposición final fue aprobada definitivamente por el Ayuntamiento Pleno en la sesión ordinaria celebrada en fecha 14 de julio de 2.000.

 
< Anterior   Siguiente >